Para ver y hacer

El país de Gaillac significa sobre todo tomarse el tiempo de vivir, apreciar la relajación y los encuentros.

Aunque nada os presione, pero vuestra curiosidad se despierta, si vuestra ansia de descubrimiento os inquieta, no lo dudéis… Aprovechad los paisajes y los numerosos senderos señalizados, las actividades deportivas, los encuentros con viticultores o la riqueza de un patrimonio milenario. En los viñedos, en los festivales, en casa de los artesanos o incluso en los mercados, siempre seréis bienvenidos para compartir y convivir.

Para ver y hacer